Constitución de la República de Cuba | Tribunal Superior Electoral

Preparado por Blas Anaya Figueredo | Historiador – Experto en Asuntos Cubanos
Servicios de Información LinCu
Elecciones libres para los Cubanos

Compatriotas: La formación y reconocimiento del Tribunal Superior Electoral del Periodo de Transición será la primera gran tarea de los partidarios de la libertad, la democracia y la prosperidad de Cuba. “Artículo 2– La soberanía reside en el pueblo y de éste dimanan todos los poderes públicos”, reza en nuestra Constitución, ¡y nosotros somos ese pueblo cubano, a los dos lados del Canal de La Florida. Con todo lo necesario para hacer valer nuestro poder como nación y como pueblo.

Tenemos la gran suerte de contar con los recursos necesarios y el momento histórico preciso para actuar y salvar de los tiranos las vidas de nuestros hermanos, nietos, hijos, que quieren llevarse con ellos al infierno. Somos un pueblo inteligente y tenaz y lo demostraremos una vez mas. Adelante Cubanos, que Cuba premiará nuestro heroísmo.

Título XIV – Del Poder Judicial
Sección cuarta. Del Tribunal Superior Electoral

Artículo 184

– El Tribunal Superior Electoral estará formado por tres Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y dos de la Audiencia de la Habana, nombrados por un periodo de cuatro años y por los plenos de sus respectivos tribunales.
La presidencia del Tribunal Superior Electoral corresponde al más antiguo de los tres Magistrados del Tribunal Supremo. Cada uno de los miembros del Tribunal tendrán dos suplentes, nombrados por el organismo de donde procedan.

Artículo 185

 Además de las atribuciones que las Leyes Electorales le confieran, el Tribunal Superior Electoral queda investido de plenas facultades para garantizar la pureza del sufragio, fiscalizar e intervenir cuando lo considere necesario en todos los censos, elecciones y demás actos electorales, en la formación y organización de nuevos partidos, reorganización de los existentes, nominación de candidatos y proclamación de los electos. 
Le corresponde también:
a) Resolver las reclamaciones electorales que la Ley someta a su jurisdicción y competencia.
b) Dictar las instrucciones generales y especiales necesarias para el cumplimiento de la legislación electoral.
c) Resolver, en grado de apelación, los recursos sobre la validez o nulidad de una elección y la proclamación de candidatos.
d) Dictar instrucciones y disposiciones, de cumplimiento obligatorio a las Fuerzas Armadas y de Policía para el mantenimiento del orden y de la libertad electoral durante el periodo de confección del censo, el de organización de los partidos y el comprendido entre la convocatoria a elecciones y la terminación de los escrutinios.
En caso de grave alteración del orden público, o cuando el Tribunal estime que no existen suficientes garantías, podrá acordar la suspensión o la nulidad de todos los actos y operaciones electorales en el territorio afectado aunque no estén suspendidas las garantías constitucionales.

Artículo 186

– La Ley organizará los Tribunales Electorales. Para formarlos podrá utilizar a funcionarios de la carrera judicial.
El conocimiento de las reclamaciones electorales queda reservado a la jurisdicción electoral. Sin embargo, la Ley determinará los asuntos en que, por excepción, podrá recurrirse de las resoluciones del tribunal Superior Electoral, en vía de apelación ante el Tribunal de Garantías constitucionales y Sociales.

Artículo 187

– Se crea la carrera administrativa de los empleados y funcionarios electorales, subordinados a la jurisdicción máxima del tribunal Superior Electoral, y se declaran inamovibles los empleados permanentes de las juntas electorales.
La retribución fijada a estos funcionarios y empleados permanentes por el Código Electoral, no podrá ser alterada sino en las condiciones y circunstancias establecidas para los funcionarios y empleados judiciales. La Ley no podrá asignar distintas retribuciones a cargos de igual grado, categoría y funciones.

By Cazamentiras.Com

Todos están advertidos: ¡Cuidado con los Abuelos!

Deje un comentario